Niños que sueñan con surcar los mares sobre un enorme barco, madres que querrían tener todo el año el olor a mar del verano, deportistas que no pueden vivir sin surcar las olas en pleno diciembre, abuelos que desearían rememorar alguna aventura marina… Nuestra relación con el mar es universal y constante. Hacer un regalo vinculado con el mar es una buena forma de continuar nuestra unión con el medio marino. Si, además, contribuyes a cuidarlo, se convierte en el regalo perfecto para estas Navidades. Para ponértelo más fácil, te damos diez ideas:

 

Para los que quieren oler a mar todo el año

Agua de Surf es la esencia del océano Atlántico metida en frascos y cajas que son piezas únicas, creadas una a una con materiales orgánicos. Este eau de perfum consigue conectar tu piel, en cada gota, con las moléculas oceánicas del Atlántico Norte. Un regalo perfecto para convertirte en parte de una auténtica ola.

 

 

Para pequeños intrépidos grumetes

Ya no hace falta estar en alta mar para navegar. Con este barco de cartón pintado en rosa o verde, los más pequeños disfrutarán de travesías llenas de aventuras. Además, se trata de un juguete respetuoso con el medio ambiente, de comercio justo, y fabricado en la UE. Que empiece el juego al grito de ¡leven anclas!

 

 

Para los paladares más marinos

Auténticos tesoros de las Rías Baixas. Mejillones La Riviere del calibre 7 (un buen bocado de mar) fritos en aceite de oliva y conservados en escabeche, según la receta tradicional gallega. Este regalo se completa con unas patatas frias El Capitán en su punto de sal y la ensaladera Dos mares de Soraks, una pieza única moldeada y pintada a mano, para que la cena sea perfecta. Tripulación, ¡a la mesa!

 

 

Para dormirse en brazos de Neptuno

Manta con diseño marinero de rayas para siestas en el sofá, en le porche o en la hamaca. Tacto muy agradable gracias a su 80 por ciento de lana merino y 20 pro ciento de algodón. Para antes de que nos entre el sueño, el número siete de la revista Sirene, una oda al mar, impresa en papel de algas. Habitantes marinos, felices sueños.

 

 

Para pequeños exploradores de mares helados

Olas gigantes, colas de ballenas que azotan la salitre y una aventura. Este libro, Shackleton´s Journey (en versión original, en inglés) cuenta la aventura de Ernest Shackleton que quiso atravesar el corazón de la Antártida. La obra, hermosamente ilustrada por William Grill, obtuvo el Premio New York Times Best Illustrated Books de 201. Incluye un cuaderno de juegos sobre la historia del libro. ¿Quién no ha soñado con ser un exporador?

 

 

Para baños dulces en alta mar

¿Alguien puede resistirse a lavarse con un jabón que se llame Sea Air? Ahora puedes hacerlo gracias a que Linda y John, un matrimonio de Portland (Estados Unidos) han decidido crear esta joya de la espuma, con la que los baños dulces pueden ser con olor a sal. Los Wary Meyers son jabones de glicerina, sin parabenos, ni detergentes, ni alcohol y, por supuesto, sin ser testados en animales. ¡Más espuma, por favor!

 

 

Para decir hola con una ola

Witchneeds son anillos de cerámica con una ola pintada a mano. Por lo tanto, cada anillo es único como cada onda del mar. Lo puedes lavar y, por supuesto, bañarte en cualquier océano del mundo con él. Ya puedes llevar en tu mano el movimiento de una ola con la que saludar estas Navidades.

 

 

Para marineros clásicos

Nunca pasan de moda. Las prendas básicas nos gustan a todos y combinan con muchos estilos de ropa. Esta sudadera de rayas grises de la marca La Paz está fabricada a orillas del oceáno Atlántico, en Portugal, con algodón orgánico. Es unisex y se complementa con el libro The other side of surfing, un libro sobre surf, contado desde dentro la ola.

 

 

Para surfistas y bañistas de invierno

Este poncho, además de bonito es una prenda perfecta para secarse y abrigarse después de una incursión marina, sobre todo en esta época del año. El poncho, de la marca Slowtide, está diseñado en Baja California y, como todas las prendas de toalla de esta marca, está diseñado por un artista gráfico. El regalo se completa con seis botellas de Ocean52, la única bebida funcional con minerales del océano que ayuda a reducir la fatiga.

 

 

Para los concienciados “sin plástico”

Este kit para llevar a la oficina, a la playa o de excursión con tu tentempié favorito es ideal para quienes evitan utilizar envases de plástico para transportar alimentos. Está compuesto por una pajita de titanio, dos cajas porta snack de acero inoxidable, una redonda y otra rectangular, y una bolsa de algodón orgánico con velcro.

 

 

…Y una cesta llena de amor al mar

Otra marca amante del mar, Blanc Pescador, ha tenido la sensacional idea de hacer una cesta 100% marina. La cesta del #AmorAlMar está compuesta de experiencias y productos respetuosos con el mar, llena de amor y compromiso. Y Just the Sea se ha apuntado a esta original propuesta. Hemos aportado a la cesta nuestros Ecolunchbox, recipientes para evitar el excesivo uso de plástico para envasar alimentos. Ecológicos, resistentes y muy bonitos.